SEMANA 38: PROBLEMAS EN LA UÑAS A LAS 38 SEMANAS DE EMBARAZO

SEMANA 38

Tu bebé tiene el tamaño de un puerro (49 cm)

SEMANA 38: PROBLEMAS EN LA UÑAS A LAS 38 SEMANAS DE EMBARAZO


Hasta ahora y, sobre todo, durante el primer trimestre de embarazo habrás como tus uñas van creciendo más rápidamente, sin embargo, a partir del tercer trimestre de embarazo, ciertos factores como la disminución del flujo sanguíneo en la zona final de las extremidades puede hacer que disminuya la cantidad de proteínas y vitaminas que llegan hasta las uñas, pudiendo surgir diversos problemas en las mismas.

Algunos síntomas de la semana 38 de embarazo son:

  1. Problemas uñas: debido a lo anteriormente dicho, las uñas de las manos y de los pies, pueden presentar cierta fragilidad, existiendo la posibilidad de que se quiebren más fácilmente. Además, se pueden producir otros síntomas como onicólisis, separación de la uña de la zona ungueal, hiperqueratosis, que es un engrosamiento de la uña por mala función de los queratinocitos, o surcos, aparición de estrías y surcos en la superficie de las uñas. Algunos complementos con aminoácidos y vitaminas pueden ayudarte a prevenir y reforzar las uñas para evitar estos síntomas. Rara vez, se puede presentar cierta coloración marrón en las uñas por el aumento de la melanina.
  2. Picor en la piel: este aumento de melanina, además de producir hiperpigmentaciones (semana 15), puede provocar una hipersensibilidad de la piel, haciéndola más sensible a la luz y a los factores externos. Además, puede aparecer sequedad en la piel, que, unido a la disminución del flujo en las extremidades y el estiramiento de la piel por el crecimiento del bebé, puede hacerte aparecer una sensación de picor en la piel en la semana 38 de embarazo. Por todo ello es importante que utilices cremas hidratantes durante el embarazo, además, puedes utilizar cremas antiestrías, que pueden prevenir la aparición de las mismas además de nutrir la piel. Si la sensación de picor es muy fuerte, utiliza lipocremas con ceramidas para regenerar y calmar la piel, y si la sequedad es extrema, cambia tu crema hidratante por cremas regeneradoras con ceramidas y colesterol.
  3. Parto: ya queda menos para dar a luz, y en la semana 38 de embarazo, la probabilidad de parto empieza a ascender. Además, el feto ya está preparado fisiológicamente para salir y no hablaríamos de parto prematuro. En la semana 38 de embarazo pueden aparecer algunos síntomas de preparación del parto como son las contracciones o dolor en la parte baja del abdomen y de la espalda. Si no te has preparado todavía para el hospital, va siendo hora que hagas la maleta para el hospital, puesto que a partir de la semana 38 de embarazo, el proceso del parto puede empezar en cualquier momento.
  4. Flujo en los senos: el cuerpo se está preparando para este momento del parto, uno de los cambios más significativos de este proceso es un aumento de los niveles de estrógenos y progesterona para favorecer la producción de leche materna por las glándulas mamarias. Esto puede favorecer la aparición de pequeño flujo lácteo en los senos, además de sentir cierto dolor o sensibilidad en los mismos. Intenta mantener la zona seca mediante discos absorbentes para evitar agresiones en el pezón y usa bálsamos para evitar y tratar irritaciones.

Consejos para evitar el riesgo de padecer problemas en las uñas a las 38 semanas de embarazo

  • Alimentación adecuada: consume alimentos ricos en vitaminas como la biotina o vitamina B8, y otros antioxidantes como la Vitamina E para favorecer el fortalecimiento y prevenir los daños asociados a las uñas durante el embarazo. Consulta con nuestro nutricionista para llevar una dieta rica en vitaminas para las uñas.
  • Mantén las uñas cortas: son menos propensas a astillarse o quebrarse, lo que podría empeorar los problemas de las uñas. Asegúrate de cortar tus uñas regularmente y evitar dejarlas crecer demasiado largas.
  • Usa guantes: las tareas domésticas pueden exponer tus uñas a productos químicos abrasivos y agua caliente, lo que puede debilitar y dañar las uñas. Usa guantes de goma al lavar platos, limpiar el baño y realizar otras tareas domésticas.
  • Hidrata uñas y cutículas: necesitan hidratación regular para mantenerse saludables y fuertes. Aplica una crema hidratante para uñas y cutículas varias veces al día para evitar la sequedad y la fragilidad.
  • Evita esmalte de uñas: el uso excesivo puede debilitarlas. Trata de limitar el uso de esmalte de uñas y asegúrate de retirarlo completamente antes de aplicar una nueva capa.
  • Usa un fortalecedor de uñas: Los fortalecedores de uñas pueden ser una excelente manera de fortalecer las uñas y prevenir la fragilidad. Busca un fortalecedor de uñas que contenga queratina y aplícalo regularmente para ayudar a mantener tus uñas fuertes y saludables.

 

Productos destacados

Cistina y Metionina Farmauniversidad 120 cápsulas

Caída capilar
32,50€
Cistina y Metionina Farmauniversidad 120 cápsulas

Artículos relacionados