SEMANA 31: EDEMAS A LAS 31 SEMANAS DE EMBARAZO

SEMANA 31

Tu bebé tiene el tamaño de una calabaza moscada (41 cm)

SEMANA 31: EDEMAS A LAS 31 SEMANAS DE EMBARAZO


Durante la semana 31 de embarazo, es posible que experimentes edema, un síntoma común que se manifiesta como hinchazón en pies, manos y tobillos. Entre las posibles causas se encuentra la hormona relaxina, que afloja los músculos y ligamentos de la pelvis y el cuerpo en preparación para el parto y que también puede afectar los vasos sanguíneos, generando acumulación de líquido en los tejidos del cuerpo. Algunos de los síntomas producidos por esta hormona también son:

  1. Edemas: en habitual padecer edemas a las 31 semanas de embarazo, la hormona relaxina se encuentra presente en tu cuerpo y puede resultar en la manifestación del edema. Las cremas con ginkgo biloba o con jengibre pueden ser útiles para favorecer la circulación y reducir tanto la inflamación como el dolor. Además, más abajo, en los consejos, te explicamos cómo realizar de forma correcta el masaje.
  2. Aumento del tamaño del abdomen: A medida que tu bebé se desarrolla, es normal que notes un crecimiento en tu abdomen. Este síntoma típico de la semana 31 de embarazo provoca dolor en el bajo vientre, pudiendo llegar a ser molesto. Usa cremas con árnica para aliviar el dolor en esta zona.
  3. Movimientos fetales: A medida que tu bebé crece y se mueve dentro del útero, es normal que sientas más patadas y movimientos fetales. Esto es una señal de que tu bebé está activo y saludable. Aunque, precisamente debido al aumento de este tamaño, también puede provocar que en la semana 31 de embarazo sientas molestias.
  4. Acidez estomacal y reflujo: Debido a la creciente presión del útero sobre el estómago, y la relajación del musculo liso por la progesterona, puedes experimentar acidez estomacal y reflujo. Puedes aliviar estos síntomas evitando alimentos picantes y grasos, comiendo comidas más pequeñas con mayor frecuencia y evitando acostarte inmediatamente después de comer. Además, existen productos sanitarios que pueden reducir los síntomas, incluso el uso de ciertos probióticos puede reducir este síntoma cuando lo tienes de forma habitual.

Consejos para evitar el riesgo de padecer edemas a las semanas 31 de embarazo

  • Descansar y elevar las piernas: Descansa con los pies elevados tanto como sea posible para ayudar a reducir la hinchazón. Al subir los pies por encima del corazón, este no tiene que realizar tanto esfuerzo para favorecer el retorno venoso, por lo que la sangre va a fluir mejor y va a disminuir la retención de líquidos en las zonas más alejadas del corazón
  • Hidratación: Bebe mucha agua para ayudar a eliminar los líquidos acumulados. Si bebes agua y eliminas los líquidos y toxinas, vas a favorecer la movilización de estos líquidos acumulados general mente al final de las extremidades.
  • Ejercicio: El ejercicio puede ayudar a estimular la circulación sanguínea y reducir la hinchazón. Puedes consultar con nuestro especialista para preparar en conjunto un plan de ejercicio.
  • Ropa cómoda: Usa ropa suelta y cómoda que no restrinja la circulación sanguínea.
  • Evita estar de pie por períodos prolongados: Si tienes que estar de pie durante mucho tiempo, toma descansos frecuentes para caminar y moverte. De la misma manera, si has de pasar mucho tiempo sentado (semana 8) también es conveniente que de vez en cuando te levantes y deambules para favorecer la circulación.
  • Masaje: Un masaje suave en los pies y las piernas puede ayudar a reducir la hinchazón. Estos masajes se ven potenciados si se realizan con las cremas anteriormente nombradas y si se realizan desde el final del pie, en dirección a la rodilla.

Productos destacados

Gel piernas Ginko biloba Farmauniversidad 100 ml

Circulación
10,50€
Gel piernas Ginko biloba Farmauniversidad 100 ml

Tratamiento Integral Piernas Me & Me 100 ml

Circulación
39,95€
Tratamiento Integral Piernas Me & Me 100 ml

Artículos relacionados