SEMANA 33: CALAMBRES EN LAS PIERNAS A LAS 33 SEMANAS DE EMBARAZO

SEMANA 33

Tu bebé tiene el tamaño de una col (43 cm)

SEMANA 33: CALAMBRES EN LAS PIERNAS A LAS 33 SEMANAS DE EMBARAZO


En la semana 33 del embarazo uno de los problemas más comunes son los calambres en las piernas, que pueden ser muy incómodos y dolorosos. Además de este síntoma, puedes sentir alguna otra molestia en esta semana de embarazo:

  1. Calambres en las piernas: son causados por la tensión muscular y pueden ocurrir tanto durante el día como durante la noche, lo que interrumpe el sueño de la madre. Las hormonas y minerales que influyen en la aparición de calambres en las piernas durante el embarazo son principalmente la progesterona y el calcio. La progesterona es una hormona producida en grandes cantidades durante el embarazo que ayuda a relajar los músculos y las articulaciones del cuerpo de la madre, lo que puede provocar calambres. El calcio también juega un papel importante en la aparición de los calambres en las piernas durante el embarazo. Durante el embarazo, el cuerpo de la madre necesita más calcio para el crecimiento y desarrollo del feto, lo que puede provocar una deficiencia de calcio en los músculos y causar calambres. Los suplementos con calcio pueden ayudarte a suplir este déficit, además los suplementos con magnesio o las cremas con antiinflamatorios naturales puedes ayudarte a mejorar y prevenir los calambres en las piernas a las 33 semanas de embarazo.
  2. Cambios de humor: conforme se acerca el momento del parto, es común que tengas sensación de ansiedad por el propio proceso del embarazo o por la salud del bebé. Además, en la semana 33 de embarazo puedes experimentar mucho cansancio debido a tu peso y la dificultad para hacer las tareas diarias, y ello te puede llevar a sentir una sensación de irritabilidad. Muchas madres también experimentan sensación de tristeza pensando que a las 33 semanas de embarazo puede nacer el bebé, es decir, padeciendo un parto prematuro (semana 29). Además, estos cambios de humor pueden ejercer tensión muscular, volviendo a favorecer la aparición de calambres a las 33 semanas de embarazo. Algunos aceites esenciales y ciertos ansiolíticos naturales como la pasiflora o valeriana a dosis adecuadas pueden ayudarte a calmar los estados de nervios, ansiedad o irritabilidad. También, te pueden servir de ayuda las técnicas de relajación, realizar ejercicio y descansar lo suficiente.
  3. Problemas de visión: a estas alturas del embarazo puedes notar ciertos cambios en tu salud ocular. Puedes notar visión borrosa debido al aumento de presión arterial producida por la progesterona. También, como hemos comentado en alguna ocasión, el paso de líquidos al feto puede dar lugar a una pérdida de hidratación, que se puede traducir en sequedad ocular. Aumentar la ingesta de líquidos y el uso de gotas humectantes puede ayudarte a paliar este síntoma. Otros síntomas relacionados con los problemas oculares son las cefaleas (semana 12) y cambios en tu percepción de los colores, que pueden significar riesgo de preeclampsia (semana 26). Consulta nuestra ginecóloga si notas algún síntoma de riesgo.
  4. Problemas concentración: los cambios de humor comentados anteriormente, unidos a la fatiga y cambios hormonales (progesterona, relaxina, estrógenos) producidos en esta etapa pueden hacer que pierdas la concentración. Además, el pensamiento de que se acerca el momento del parto también puede favorecer a la aparición de este síntoma. Los suplementos con Jalea Real, conezima Q10 y vitaminas te pueden ayudar a mejorar el cansancio y la concentración.

Consejos para prevenir el riesgo de padecer calamares en las piernas a las 33 semanas de emabrazo

  • Realizar ejercicios de estiramiento: es importante realizar ejercicios de estiramiento de las piernas para prevenir los calambres durante la noche. Esto puede hacerse antes de acostarse y ayudará a aliviar la tensión muscular. Consulta con nuestro especialista para realizarlos de forma segura.
  • Elevar las piernas: una forma efectiva de aliviar la tensión muscular y prevenir los calambres es elevar las piernas durante el día. Esto puede llevarse a cabo en cualquier momento del día y proporcionará un alivio inmediato.
  • Mantenerse hidratada: beber suficiente agua es importante durante el embarazo, ya que ayuda a prevenir la deficiencia de calcio y otros nutrientes que pueden contribuir a los calambres.
  • Comer alimentos ricos en calcio: consumir alimentos ricos en calcio, como productos lácteos, verduras de hojas verdes y alimentos fortificados, puede ayudar a prevenir la deficiencia de calcio y reducir los calambres.
  • Usar zapatos cómodos: puedes usar zapatos cómodos y evitar los tacones altos para prevenir los calambres en las piernas y reducir la tensión muscular.
  • Tomar baños calientes: realizar baños calientes antes de acostarse puede ayudar a relajar los músculos y reducir los calambres en las piernas.
  • Masajear las piernas: puedes masajear suavemente las piernas antes de acostarse para reducir la tensión muscular y prevenir los calambres.

Productos destacados

Magnesium Farmauniversidad 20 sobres

Muscular Circulación
14,95€
Magnesium Farmauniversidad 20 sobres

Crema Árnica forte Farmauniversidad 100 ml

Articular Muscular
11,95€
Crema Árnica forte Farmauniversidad 100 ml

Artículos relacionados