SEMANA 34: AUMENTO DE SUDORACIÓN A LAS 34 SEMANAS DE EMBARAZO

SEMANA 34

Tu bebé tiene el tamaño de una coliflor (45 cm)

SEMANA 34: AUMENTO DE SUDORACIÓN A LAS 34 SEMANAS DE EMBARAZO


En la semana 34 de embarazo el aumento de la sudoración es muy común, especialmente durante la noche, lo que puede resultar en una experiencia incómoda para muchas mujeres. Ciertas hormonas, como la progesterona o los estrógenos pueden influir en este y otro síntomas que van a causar, en la semana 34 de embarazo, diversas molestias:

  1. Sudoración: este aumento de la sudoración puede ser causado por varios factores, entre ellos cambios hormonales, un mayor flujo sanguíneo y un aumento de la temperatura corporal. Los principales responsables de estos cambios son dos hormonas, el estrógeno y la progesterona, que aumentan durante el embarazo y pueden provocar un aumento de sudoración a las 34 semanas de embarazo. También, la sensación de ansiedad o estrés puede aumentar la aparición de este síntoma. Por lo que relajarte por la noche puede ayudar a paliar este síntoma.
  2. Cólicos: algunos síntomas típicos de esta etapa como las contracciones de Braxton Hicks (semana 20), las hemorroides (semana 10) y los cambios en el cuello uterino, puesto que, al acercarse el parto, empieza a cambiar para preparar el parto y el posicionamiento del feto. Todo esto puede producir dolor en el bajo vientre a las 34 semanas de embarazo y dar lugar a la aparición de cólicos y diarreas. Los probióticos te pueden ayudar a calmar los síntomas, y, además, los antiinflamatorios naturales como la cúrcuma, que además tiene propiedades digestivas pueden paliar el dolor. Además, en caso de pérdida masiva de líquidos, lo más crucial es la rehidratación con suero.
  3. Náuseas: en la semana 4 de embarazo te comentamos varios aspectos referentes a este síntoma. Aunque se trate de un síntoma común en la primera etapa del embarazo, los cambios producidos en el cuerpo, sobre todo, el aumento del peso del feto en esta etapa final del embarazo, puede ejercer presión sobre el aparato digestivo y hacer que sientas ganas de vomitar en la semana 34 de embarazo. Los productos con jengibre pueden ayudarte a paliar este síntoma.
  4. Cefaleas: el aumento de la presión arterial producido por la progesterona (semana 23), los problemas de visión que pueden surgir durante el embarazo y, así como, la fatiga (semana 5) o tensión muscular producida por el estrés pueden favorecer la aparición de dolores de cabeza. Los complejos de vitamina B pueden ayudar en muchos de los síntomas asociados a las cefaleas.

Consejos para evitar el aumento de sudoración a las 34 semanas de embarazo

  • Mantenerse fresca: y cómoda durante esta etapa del embarazo. Una forma de lograrlo es usando ropa ligera y transpirable, darse baños frescos o duchas y evitar actividades físicas que te hagan sudar demasiado.
  • Mantenerse hidratada: beber mucha agua puede prevenir la deshidratación y mantener el cuerpo fresco. Trata de beber al menos 1,5-2 litros de agua al día, y evita las bebidas con cafeína o azúcar, ya que pueden empeorar la sudoración.
  • Evitar el estrés: puede aumentar la sudoración, por lo que es importante tratar de mantenerse relajada y tranquila durante el embarazo. Puedes practicar técnicas de relajación como la meditación, el yoga o la respiración profunda para reducir el estrés.
  • Dormir en una habitación fresca: puedes mantener la habitación a una temperatura fresca durante la noche para evitar el aumento de sudoración. Puedes usar un ventilador o aire acondicionado para mantener la habitación fresca y cómoda para dormir.

Productos destacados

Sedorelax Farmauniversidad 50 ml

Estrés Depresión post parto Colon irritable
12,95€
Sedorelax Farmauniversidad 50 ml

Roll-on Essence natural Me & Me

Estrés Depresión post parto
28,95€
Roll-on Essence natural Me & Me

Artículos relacionados