SEMANA 35: CAMBIOS EN EL CUELLO DE ÚTERO A LAS 35 SEMANAS DE EMBARAZO

SEMANA 35

Tu bebé tiene el tamaño de un brócoli (46 cm)

SEMANA 35: CAMBIOS EN EL CUELLO DE ÚTERO A LAS 35 SEMANAS DE EMBARAZO


Conforme avanza el embarazo, el cuello uterino empieza a cambiar, produciéndose una acortamiento y ablandamiento para favorecer la salida del bebé en el momento del parto. Las hormonas que influyen en este proceso son la progesterona y la oxitocina, la cual experimenta un aumento exponencial en el momento del parto para producir las contracciones del parto. Todos los factores que influyen en los cambios en el cuello del útero a las 35 semanas de embarazo pueden dar lugar a la aparición de una serie de síntomas:

  1. Presión en la pelvis: los cambios uterinos, puede hacer que en la semana 35 de embarazo sientas un dolor tipo menstrual en la zona baja del abdomen o pelvis. A medida que el bebé va cogiendo la posición cefálica, es decir, se va moviendo y cogiendo la posición para prepararse para el parto, puede ejercer una presión en la vejiga y en recto, pudiendo cursar con aumentos en la micción (semana 14) y estreñimiento (semana 12) y, como consecuencia de ello, producir dolor en esta zona. Para paliar el dolor puedes usar antiinflamatorios naturales. Y, además, utiliza los consejos de las semanas correspondientes a los síntomas mentados para mejorarlos o prevenirlos.
  2. Dolor de espalda (semana 19): los cambios en el cuello uterino y el aumento del tamaño del mismo, pueden ejercer presión sobre la columna vertebral y producir tensión en los músculos de la espalda, lo que puede favorecer la aparición de dolor en la semana 35 de embarazo. Las cremas con árnica pueden ayudarte a paliar este síntoma. Además, las bolsas de calor pueden ayudarte a relajar esta tensión.
  3. Contracciones de Braxton Hicks: las hormonas anteriormente nombradas, también son responsables, como hemos comentado, de la aparición de contracciones uterinas. Las contracciones de Braxton Hicks (semana 20) son unas contracciones involuntarias que pueden hacerte pensar que estás de parto a las 35 semanas de embarazo. Si estas contracciones se hacen recurrentes puede consultar con nuestra ginecóloga para asegurarte de que todo esté bien.
  4. Cordón nucal: a partir de esta semana 35 de embarazo, el feto puede empezar a buscar la posición cefálica, y eso puede dar lugar a que el cordón umbilical se enrede alrededor del cuello, cordón nucal. Esto puede impedir el flujo sanguíneo y reducir el suministro de oxígeno si se forman nudos. Generalmente, aunque se enrolle alrededor del cuello, el feto no va a tener problemas, ya que no respiran dentro de la placenta. En el momento del parto, los profesionales comprobarán (si no lo han descubierto antes) que está enrollado y procederán según sus protocolos con cierta facilidad.

Consejos para evitar el riesgo de padecer síntomas asociados a los cambios en el útero a las 35 semanas de embarazo.

  • Para aliviar las contracciones de Braxton Hicks: cambia de posición, relájate y haz algunas respiraciones profundas.
  • Para aliviar el dolor de espalda: intenta descansar y evitar estar de pie o sentado por largos períodos de tiempo. También puedes probar hacer algunos ejercicios de estiramiento suaves para aliviar la tensión en la espalda.
  • Para aliviar la presión en la pelvis: intenta vaciar tu vejiga con más frecuencia y haz ejercicios de Kegel, que consisten en apretar los músculos del piso pélvico durante 3 a 5 segundos y volviendo a relajar el mismo tiempo y repetir unas 10 veces durante 3 veces al día, para fortalecer los músculos de la pelvis. Además, intenta cambiar de posición con frecuencia y evita estar sentada o de pie por largos períodos de tiempo. Para realizar los ejercicios de Kegel asegúrate que tienes la vejiga vacía.

Productos destacados

Cúrcuma 30 cápsulas

Articular Muscular Colon irritable
29,95€
Cúrcuma 30 cápsulas

Crema Árnica forte Farmauniversidad 100 ml

Articular Muscular
11,95€
Crema Árnica forte Farmauniversidad 100 ml

Artículos relacionados