SEMANA 37: TOXOPLASMOSIS A LAS 37 SEMANAS DE EMBARAZO

SEMANA 37

Tu bebé tiene el tamaño de un melón

SEMANA 37: TOXOPLASMOSIS A LAS 37 SEMANAS DE EMBARAZO


La toxoplasmosis se trata de una infección por el parásito Toxoplasma gondii. A priori es un parásito que puede estar presente en humanos o animales sin causar ningún tipo de síntoma. Sin embargo, en pacientes con el sistema inmunológico comprometido, como es el caso del embarazo, en el que se va a encontrar debilitado debido a la progesterona y los estrógenos, con el fin de evitar que el cuerpo reacciones contra el feto, pueden presentar ciertos síntomas leves como fiebre o malestar general.

En la semana 37 de embarazo el feto presenta mayor riesgo frente a la infección por el Toxoplasma gondii, ya que en el tercer trimestre es mayor el riesgo de transmisión del parásito de la madre al hijo. Si la enfermedad pasa al feto puede tener consecuencias como problemas oculares, problemas en el desarrollo motor y cerebral del feto.

Algunos síntomas en la semana 37 de embarazo son:

  1. Disminución de defensas: como hemos comentado el sistema inmune se ve disminuido durante el embarazo. Además de la progesterona y los estrógenos, el estrés es uno de los factores que puede influir en esta disminución, mantente relajada y puedes usar productos para disminuirlo. También, la fatiga y el cansancio pueden debilitar tu sistema inmune. Los complementos vitamínicos pueden ayudarte a paliar este cansancio y aumentar las defensas. Y así evitar el riesgo de padecer toxoplasmosis a las 37 semanas de embarazo.
  2. Posición podálica: se refiere a la posición en la que el feto se prepara a partir de las 37 semanas para el parto con las piernas o nalgas por delante. Estos bebés presentan mayor riesgo de padecer problemas en el desarrollo puesto que la cabeza es lo último que sale al exterior. Hay ciertas técnicas para rotar al feto como la versión cefálica externa, en la que el médico presiona el abdomen suavemente para rotar al bebé, algunos fármacos que evitan las contracciones para prolongar el parto. Lo más habitual es que si el feto sigue en esa posición se pueda decidir realizar un parto por cesárea.

Consejos para evitar el riesgo de padecer toxoplasmosis a las 37 semanas de embarazo.

  • Lávate las manos: limpia bien tus manos con agua y jabón cuando vayas a cocinar o manejar alimentos o después de manejar carne cruda, además, después de tocar tierra o arena.
  • Cocina a 66 grados: deja la carne bien cocinada para eliminar cualquier parásito que puede aparecer. Por encima de la temperatura de 66 grados los podremos eliminar.
  • Evita ciertos alimentos: intenta evitar el consumo de embutidos o carnes curadas por procedimientos de sal o ahumado. Preparar este tipo de alimentos al horno puede ayudar a consumirlos de forma segura. Además, evita la leche y los huevos crudos y otros alimentos que te recomiende nuestro especialista. Los derivados lácteos han de estar pasteurizados, en caso contrario, tienes el riesgo de que presenten toxoplasmosis.
  • Lavar utensilios: tras el cocinado con productos crudos como carne, frutas o verduras es conveniente limpiar con jabón y agua caliente lo que hayamos utilizado como cuchillos, tablas, etc.
  • Limpiar frutas y verduras: limpiar bien este tipo de alimentos pueden ayudarte a evitar el riesgo de infectarte por toxoplasmosis, puesto que están en contacto con la tierra. Las soluciones desinfectantes de alimentos pueden ayudarte a eliminar los microorganismos.
  • Animales: si tienes gatos en casa intenta cambiar la arena a diario para que no haya una carga alta de este parásito.
  • Cuidado con la jardinería: como hemos comentado, en la tierra se puede presentar este parásito, por lo que si tienes que realizar labores de jardinería, utiliza guantes y extrema la precaución.

Productos destacados

Vibracell Vitae 100 ml

Vitalidad
24,95€
Vibracell Vitae 100 ml

Vitamina D3 Farmauniversidad 17 ml

Preparación embarazo Sistema inmunitario
17,95€
Vitamina D3 Farmauniversidad 17 ml

Artículos relacionados