POST PARTO

POST PARTO

POST PARTO


¡Por fin! Ya has dado a luz a tu bebé. Ahora empieza una nueva época de cambios y en cierta medida un proceso de vuelta a la normalidad. Algunos de los cambios hormonales son la disminución de los niveles de estrógenos, progesterona y tiroides, así como el aumento de la prolactina, lo que puede conllevar a la aparición de una serie de síntomas en el postparto. Además, el propio proceso del parto puede desencadenar algunos síntomas.

  1. Dolor Vaginal: durante el proceso del parto, la salida del bebé puede dejar en su camino una serie de desgarros en la zona de la vagina, así como, la episiotomía que es la incisión realizada en la zona perineal para facilitar la salida del bebé. Esta incisión será menor cuanto mayor sea la firmeza en esta zona, favorecido con los masajes perineales con aceites específicos para ello. Si te han tenido que realizar esta intervención, te recomendamos usar limpiadores íntimos suaves y con antiséptico para evitar que se infecte, además de usar aceites ozonificados con propiedades cicatrizantes. 
  2. Cicatrices: es posible que tu parto haya sido a través de cesárea, que se trata del parto en el que se realiza una apertura mediante una incisión en la zona baja del vientre. Esto puede dejar una cicatriz que hay que tratar como lo que es, una herida. En primer lugar, aplicaremos un gel antiséptico para evitar la infección y favorecer la cicatrización. Una vez la herida haya cerrado y cicatrizado, usaremos geles cicatrizantes para evitar la aparición de queloides (bultos en la cicatriz) y favorecer que no quede marca. En este punto, también te recomendamos usar protector solar de filtros minerales que evitan la absorción en pieles sensibilizadas y evita el daño solar en la cicatriz.
  3. Sangrado vaginal: es común que en las primeras semanas después de dar a luz experimentes un sangrado vaginal que se conoce como loquios que consiste en la expulsión de la placenta. Te recomendamos que uses compresas y bragas postparto desechables, además, usa productos de higiene íntima para mantener la zona limpia.
  4. Molestias vaginales: la inflamación producida en zona vaginal al dar a luz puede producir dificultades para orinar después del parto. Además, el uso de cremas íntimas con ácido hialurónico y niacinamida pueden ayudarte a bajar la inflamación, calmar la zona y reafirmar la vagina. Estas cremas también pueden ser útiles para la sequedad producida por la disminución de estrógenos cuando finaliza el embarazo.
  5. Estreñimiento: los cambios en la progesterona, que actúa sobre los músculos lisos, y la disminución de la actividad física pueden favorecer la aparición de este síntoma. Usa productos con fibra para regularizar tu aparato digestivo.
  6. Estado de ánimo: como te hemos comentado, la hormona tiroidea también disminuye para volver a sus niveles normales, esto puede dar lugar a síntomas como cansancio o sensación de depresión postparto. Además, el esfuerzo realizado durante el parto puede favorecer que aparezca esta sensación de fatiga. Los complementos con jalea y coenzima Q10 pueden aumentar tu energía física y algunos aceites esenciales pueden ayudar a disminuir la sensación de estrés.
  7. Dolores musculares: el esfuerzo realizado en el parto puede favorecer la aparición de dolores y contracturas que puedes aliviar con cremas calmantesLos suplementos de vitamina B pueden ayudarte a calmar los dolores y mejorar el estado anímico.

Consejos para evitar los riesgos asociados al postparto.

  • Descansa lo suficiente: Después del parto, es importante descansar lo suficiente para permitir que el cuerpo se recupere. Trata de dormir cuando el bebé duerma y pide ayuda a amigos y familiares para que te ayuden con las tareas del hogar.
  • Come de manera saludable: Después del parto, es importante comer una dieta saludable y equilibrada que incluya frutas, verduras, proteínas y carbohidratos complejos. Nuestro nutricionista puede establecerte una dieta adecuada para esta etapa.
  • Haz ejercicio suave: Después del parto, es importante hacer ejercicio suave para ayudar a fortalecer los músculos abdominales y pélvicos. Consulta con nuestro especialista en ejercicio físico antes de comenzar a realizar cualquier actividad física.
  • No levantes objetos pesados: Evita levantar objetos pesados durante las primeras semanas después del parto, ya que esto puede aumentar el riesgo de lesiones.
  • Toma medidas para prevenir la infección: Después del parto, es importante tomar medidas para prevenir la infección. Lávate las manos con frecuencia, usa compresas de algodón en lugar de tampones y evita bañarte en tinas o piscinas hasta que hayan pasado al menos seis semanas después del parto. El uso de óvulos con prebióticos puede ayudarte a evitar la aparición de infecciones.
  • Cuida tu salud mental: El postparto también puede afectar tu salud mental debido a los cambios que se producen en tu vida. Realiza ejercicios de relajación, usa productos para aliviar la sensación de ansiedad y estrés, y acude a un profesional que puede ayudarte.

Productos destacados

Cumlaude Lab CLX Higiene Íntima Mousse 165ml

Tratamiento infecciones Higiene íntima
10,50€
Cumlaude Lab CLX Higiene Íntima Mousse 165ml

Ozoaqua Aceite De Ozono 15 Ml

Cuidado del pezón Regenerar zona íntima Psoriasis
13,95€
Ozoaqua Aceite De Ozono 15 Ml

Artículos relacionados