Omega 3 Farmauniversidad 90 capsulas

Preparación embarazo
33,95€
Omega 3 Farmauniversidad 90 capsulas

Soria Natural Cromo Liberación Sostenida 150 Comprimidos

Patologías y fertilidad
19,95€
Soria Natural Cromo Liberación Sostenida 150 Comprimidos

Ferrumcap Farmauniversidad 30 cápsulas

Preparación embarazo
16,50€
Ferrumcap Farmauniversidad 30 cápsulas

Omega 3 Farmauniversidad 30 capsulas

Preparación embarazo
15,50€
Omega 3 Farmauniversidad 30 capsulas

Seidibion mater 30 comprimidos + 30 cáspsulas blandas

21,95€
Seidibion mater 30 comprimidos + 30 cáspsulas blandas

Gestagyn Lactancia 30 Cápsulas

15,50€
Gestagyn Lactancia 30 Cápsulas

Natalben Lactancia 60 Cápsulas

17,95€
Natalben Lactancia 60 Cápsulas

Femibion 3: Lactancia

22,50€
Femibion 3: Lactancia

Desarrollo del bebe

Desarrollo del bebé

La leche materna está provista de agua, proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas, y, además, se va a encontrar enriquecida con los nutrientes que tú ingieras. Por ello, es conveniente que estés suficientemente nutrida y, en algunos casos, que uses complementos alimenticios para la lactancia, que puedan ayudarte a cubrir las necesidades del recién nacido. Además, estos suplementos pueden ir enriquecidos con probióticos que pueden ayudarte a prevenir la aparición de mastitis durante la lactancia.

Los requerimientos nutricionales para el desarrollo del bebé pasan por varias etapas. En primer lugar, hasta los 6 meses, es recomendable el uso de lactancia materna o leches de fórmula para proporcionarle las vitaminas y minerales adecuados, así como las defensas que necesita para protegerse. De la misma manera, tu bebé necesita un aporte adecuado de vitamina D para el adecuado desarrollo de los huesos.

A partir de los 6 meses hasta el año, deberás continuar con la lactancia materna o de fórmula, pero también puedes empezar a incluir alimentos sólidos. Esto alimentos deben ser ricos en hierro como carnes y cereales, además, es conveniente que introduzcas pescado, legumbres y frutas. Te recomendamos que los alimentos los vayas incluyendo de uno en uno, para descartar posibles intolerancias o alergias.

Cuando tu peque alcanza el año, puedes cambiar a leche entera, es importante evitar las leches bajas en grasa hasta más adelante. También puedes empezar a incluir carnes magras, huevos y productos lácteos en general.

Estos suplementos también te van a proveer de los nutrientes necesarios para reponer la pérdida de los mismo que has sufrido durante el embarazo y del fruto de la nutrición que la madre lactante aporta al bebé. ¡Si te cuidas, le cuidas!