El acné durante el embarazo: Causas y tratamientos
3 MIN

El acné durante el embarazo: Causas y tratamientos


Es posible que durante algún momento de tu embarazo experimentes la aparición de granitos o acné. Los cambios hormonales durante el embarazo pueden causar un aumento de la producción de grasa en la piel mediante la activación de las glándulas sebáceas, lo que provoca brotes de acné. Además, los cambios en tu sistema inmune y en las barreras naturales de la piel frente a las bacterias también pueden que los brotes sean más fuertes y con mayor frecuencia. El acné durante el embarazo también puede verse incrementado por el estrés, la ansiedad y ciertos medicamentos. 

Causas del acné durante el embarazo 

  • Cambios hormonales: como te hemos comentado en la introducción, algunas hormonas que aumentan durante el embarazo como los andrógenos pueden provocar un incremento en la actividad de las glándulas sebáceas de la piel, lo que da lugar a brotes de acné durante el embarazo. Este aumento de la producción de grasa también puede provocar otros problemas cutáneos, como puntos blancos y espinillas. Suele comenzar en torno a las seis semanas de embarazo y suele alcanzar su punto álgido hacia el cuarto o quinto mes. 
  • Estrés y ansiedad: también pueden desencadenar brotes de acné durante el embarazo. Es habitual que las mujeres embarazadas sientan estrés y ansiedad debido a los cambios físicos y emocionales que conlleva el embarazo. Esto puede desencadenar una respuesta de estrés en el organismo, lo que puede provocarte un aumento de la producción de grasa en la piel y brotes de acné. 

Opciones de tratamiento para el acné durante el embarazo 

Cuando se trata de tratar el acné durante el embarazo, es importante ser precavida y evitar ingredientes agresivos o irritantes que puedan ser perjudiciales para el bebé. Algunas de las opciones de tratamiento más comunes y seguras para el acné durante el embarazo son: 

  1. Ceramol Actiseb mousse: limpiador en formato mousse para pieles con imperfeciones. La limpieza regular de la piel también puede ayudar a mantener a raya los brotes de acné. 
    1. Con una patente de tensioactivos que favorecen el tratamiento de las imperfecciones durante la limpieza. 
    2. Propiedades calmantes, antimicrobianas y regeneradoras. 
    3. Limpiar la piel una vez por la mañana y otra por la noche puede ayudar a eliminar la suciedad y la grasa y a mantener los poros limpios. 
  2. Ceramol Rebalance Mat: gel crema con efecto matificante para pieles con acné e imperfecciones. 
    1. Posee componentes que actúan sobre los síntomas típicos del acné como la aparición de imperfecciones, así como la prevención de marcas en la piel. 
    2. Además, posee acción calmante, regeneradora y seborreguladora. 
    3. Te recomendamos aplicar mañana y noche después de la limpieza. 
  3. Ceramol Spot Block: tratamiento antiimperfecciones para pieles con acné. 
    1. Contiene ácido azelaico, componente apta para el embarazo que favorece la eliminación de los granos e imperfecciones durante el embarazo. 
    2. Posee componentes antiinflamatorios y calmantes que disminuyen todos lo síntomas de la imperfección: dolor, inflamación, rojez. 
    3. Aplicar localmente en los granitos inflamados mañana y noche como último paso de la rutina antiacné para embarazadas. 

También es recomendable que hagas cambios en la dieta también puede ayudar a controlar los brotes de acné durante el embarazo. Los alimentos ricos en azúcar y carbohidratos procesados pueden provocar un aumento de la inflamación y del acné. Consumir alimentos integrales más sanos puede ayudar a reducir la inflamación del cuerpo y los brotes de acné. Puedes consultar con nuestro nutricionista para un asesoramiento personalizado. 

Prevenir los brotes de acné durante el embarazo 

Aunque no sea posible prevenir completamente los brotes de acné durante el embarazo, puedes tomar algunas medidas para ayudar a minimizarlos. Algunas de las mejores formas de prevenir los brotes de acné durante el embarazo son: 

  • Lavado regular: lavar regularmente la piel con un limpiador suave y no comedogénico puede ayudar a prevenir la obstrucción de los poros y los brotes de acné. Es importante evitar frotar la piel con demasiada fuerza, ya que esto puede provocar una mayor irritación. 
  • Evita los productos agresivos: como los tónicos a base de alcohol, también pueden causar más irritación y desencadenar brotes de acné. Es importante utilizar productos suaves y no comedogénicos para evitar una mayor irritación. 
  • Seguir una dieta saludable: Seguir una dieta sana rica en fruta, verdura y cereales integrales también puede ayudar a prevenir los brotes de acné. Consumir alimentos sanos puede ayudar a reducir la inflamación del organismo y mejorar la salud general de la piel. 
  • Buena hidratación: mantenerse hidratado también puede ser importante para prevenir los brotes de acné. Beber mucha agua puede ayudar a tener una piel sana y a reducir la aparición de acné puesto que ante la sequedad en la piel el cuerpo puede reaccionar aumentando la producción de grasa para defenderse.